| |

Plegaria de Seguridad Nro.2

Concédeme la serenidad para aceptar que seremos atacados, el valor para defender y reducir las consecuencias, y la sabiduría para reconocer cuando necesito de ayuda.

No seas tímido en pedir ayuda. Esto no significa que eres débil, solo significa que eres sabio.
Si crees que fuiste víctima de un fraude virtual, reporta el incidente a tu organización y a las debidas Autoridades como la Policía Cibernética de tu localidad a través de los canales oficiales. Allí te podrán ayudar, orientar y asesorar en la materia. Es importante denunciarlo y no dejarlo pasar.

“Somos lo que hacemos repetidamente. Por lo tanto, la Seguridad no es una acción sino un hábito.”

Adoptá buenas prácticas de Seguridad Digital: no solo te protegerás a ti, sino a todos los que te rodean.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *