| | |

Pausá y recargá energías

En un mundo cada vez más acelerado, es fácil dejarse llevar por la sensación de tener que hacer más, solo para mantenerse al día. Si te sentís abrumado, corriendo de una cosa a la otra, aprender a reducir la velocidad puede ser justo lo que necesitás. Por eso, salí afuera, desconectá el teléfono, respirá profundo, saboreá una bebida, comenzá el día más despacio, levántate más temprano, escuchá activamente, practicá gratitud, invierte tiempo con tus amigos y la gente que amas, comé despacio, haz una cosa a la vez … Estas son algunas de las formas que estarás más conectado con tus emociones, tendrás mayor claridad y podrás tomar mejores decisiones.

Consejo de la Semana #13: Educación

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *