No puede haber seguridad donde hay miedo

– Felix Frankfurter