¿Cómo estructurar tu vida para fomentar los imanes de ciberseguridad?

Los imanes son útiles, divertidos e incluso un poco misteriosos: pueden repeler y atraer. Los buenos hábitos de ciberseguridad pueden ser esa fuente invisible de poder que se integran con tus objetivos y acciones para empoderarte mientras repelen a las amenazas cibernéticas.

Introducción

Primero, refresquemos un poco los conceptos fundamentales del fascinante mundo de los imanes.

Los imanes producen una fuerza magnética llamada campo magnético. Todos los imanes tienen dos extremos: un polo norte y un polo sur. El magnetismo atrae objetos magnéticos o los aleja. Si los mismos polos de dos imanes se colocan uno cerca del otro, se empujan y se repelen. Si dos polos diferentes se colocan uno cerca del otro, se atraen y unen.

Vemos que esto se aplica en nuestro mundo real. El núcleo de la Tierra está compuesto principalmente de hierro, lo que le da a la Tierra su propio campo magnético con un polo magnético norte y un polo magnético sur. Los científicos creen que las aves migratorias usan los campos magnéticos de la Tierra para guiar sus vuelos en viajes largos.

Aplicación en el campo de la seguridad

Tal como lo hacíamos en la escuela, realicemos un pequeño experimento relacionando el concepto de magnetismo con la Ciberseguridad. Considera que tus “metas y acciones” son un objeto magnético, y que reunimos un nuevo objeto magnético con tus “comportamientos de ciberseguridad” como lo pueden ser utilizar antivirus, contraseñas robustas, actualizar tu software y/o efectuar copias de seguridad.
Cada vez que este nuevo objeto se moviliza y pone en acción de forma consistente, como cuando lo convertimos en un hábito, las partículas del objeto cambian su polaridad. De esta manera, cuando los dos objetos están cerca uno del otro, se atraen y unen en la misma dirección. ¡Bingo!, de este modo la seguridad se integra con tus metas y acciones para empoderarte.

Para ayudarnos a sacar el mayor provecho de los imanes de ciberseguridad, precisamos encontrar situaciones en nuestra vida cotidiana que sean propicias para atraer a la seguridad como un imán y así integrarlas con nuestras metas y acciones.

De mi parte, estos son los imanes de ciberseguridad que están funcionando para mí:

  • Plan del día: priorizo ​​y planifico mis actividades diariamente para ayudarme a concentrarme en lo que es esencial para poder administrar mejor mi tiempo y energía. Intento anticiparme a lo que puede salir mal e identificar estrategias proactivas (incluidos chequeos de seguridad) que me ayuden a superar cualquier obstáculo. Esto aumenta mi confianza y ayuda a protegerme a lo largo del día.
  • Configuración del espacio de trabajo: trabajo en una habitación tranquila con la puerta cerrada, usando auriculares con música suave para reducir los ruidos. También desactivo las notificaciones automáticas en mi teléfono y silencio las conversaciones de mis aplicaciones de mensajería para evitar distracciones. Como resultado, puedo concentrarme y prestar atención a lo que realmente necesito hacer, dejando espacio para la privacidad y la seguridad. Siempre que no estoy en la oficina o mi casa, redoblo la seguridad mediante el uso de autenticación fuerte y VPN.
  • Socializar: hago todo lo posible para estar próximo y mantenerme conectado con mi familia y amigos cercanos, ya que me hacen sentir bien y contenido. Aunque prefiero las reuniones en persona, me conecto con ellos a través de aplicaciones de mensajería instantánea y correo electrónico la mayor parte del tiempo. Es así que tomo en serio mi identidad digital y estoy atento para preservarla utilizando 2FA, biometría y encriptación. Adicionalmente, yo incentivo para que las demás personas hagan lo mismo.
  • Cuidado personal: dedico tiempo a mí mismo para ser la mejor versión de mí. Esto considera una dieta que incluye alimentos saludables, 2 litros de agua, 30 min. de ejercicios, 10 min. de meditación y 8 horas de sueño. Trato de apegarme a esta rutina diaria tanto como puedo para mantener mi cuerpo y mente en buena forma. También me ayuda a estar mejor preparado para cualquier tarea y desafío que se me presente, incluso para responder a amenazas cibernéticas.

Entonces, ¿qué situaciones en tu vida cotidiana te son realmente propicias para atraer a la ciberseguridad? ¿Realizas actividades específicas que muy frecuentemente te generan una sensación de resiliencia? ¿Conoces lugares o personas que te proporcionan un escudo de protección?¿Qué es lo que te viene a la mente?

Si sabes cuáles son tus imanes de ciberseguridad, encontraste una herramienta realmente práctica para crear más seguridad en tu vida, simplemente haciendo más espacio para estos imanes de ciberseguridad y colocándolos en tu agenda.

Recurso Didáctico de CiberSergei para fomentar los imanes de ciberseguridad

Hemos creado la siguiente herramienta para incentivarte a encontrar tus imanes de ciberseguridad explorando diferentes consejos de seguridad y educación. Simplemente, haz clic en la pantalla para que aparezcan los consejos y, si deseas obtener más información, ingresa en el hipervínculo del mismo. Espero que te sea útil.

See the Pen Cibersergei Imanes de Ciberseguridad by cibersergei (@cibersergei) on CodePen.

¿Cómo estructurar tu vida para fomentar los imanes de ciberseguridad?: Conectando los puntos

Todas las partículas cargadas por movimiento producen campos magnéticos y crean una fuerza increíblemente potente. Es por eso que es importante poner y mantener en movimiento tus imanes de la ciberseguridad.

Recuerda, no solo se deben adoptar buenos comportamientos de ciberseguridad, sino que también deben estar lo suficientemente próximo de las “metas y acciones” para que ambos campos magnéticos se atraigan e integren. Aunque esta es una fuerza que no la puedes ver, puedes confiar que está ahí.

Por último, de la misma manera que las aves migratorias usan los campos magnéticos de la Tierra para guiar sus vuelos en viajes largos, ahora puedes adoptar el uso de tus imanes de ciberseguridad para potenciar el cumplimiento de tus metas.

Frase para Guardar en el Bolsillo

“La confianza y la seguridad en uno mismo es como un imán invisible. Cuando la tienes, los demás se sienten atraídos por ti, ya que la confianza es igual a la virtud. Cuando no lo tienes, el imán se voltea y repele a las personas. Un hombre que no tiene confianza está ocultando algo.” – Dan Born

Si querés conocer más sobre Hacks de Productividad, te invito a que explores la sección de Mejoras de Productividad de CiberSergei. Si querés enviar un mensaje a CiberSergei, visita la página de contacto aquí.